Es muy probable que en algún momento de nuestra vida adulta hayamos escuchado el concepto de quemazón o como es conocido en inglés “burnout”. En muchas ocasiones lo descartamos, pensando que es algo que no nos pasará o que no existe. Sin embargo, aquí les traigo una noticia; todos podemos en algún momento sufrir del síndrome de quemazón y es algo muy real. 

 

     Ahora bien, ¿Qué es el síndrome de quemazón? Es una respuesta a presiones prolongadas que una persona sufre ante factores estresantes emocionales e interpersonales relacionados al trabajo (Forbes, 2011). ¿Quién puede padecer de este síndrome de quemazón? Toda persona que tenga algún trabajo el cual conlleva de su atención, principalmente aquellos empleos que requieran trabajar con clientes largas horas de ejecución y altos niveles de exigencia. Según un estudio realizado por el Dr. Jim Harter (2018), con 7,500 empleados, un 23% reportaron sentirse “quemados” en el trabajo casi siempre, mientras que un 44% reportó sentirse “quemado” en el trabajo algunas veces. Esto es evidencia de que los síntomas asociados al quemazón pueden impactar su diario vivir y no percatarse de que esto le puede estar sucediendo a usted.

 

     ¿Cómo se puede identificar el síndrome de quemazón? De acuerdo con un escrito publicado por la Universidad del Turabo (2016), el síndrome de quemazón se puede manifestar por cuatro aspectos principales. El primer lugar síntomas psicosomáticos: fatiga crónica, frecuentes dolores de cabeza, problemas de sueño, úlceras, pérdida de peso, dolores musculares, entre otros. El segundo aspecto síntomas conductuales: ausentismo laboral, abuso de drogas (café, tabaco, alcohol y fármacos) incapacidad para vivir de forma relajada, superficialidad en el contacto con los demás, comportamiento de alto riesgo y aumento de conductas violentas. En tercer lugar síntomas emocionales: distanciamiento afectivo, impaciencia, irritabilidad, sentimiento de omnipotencia, desorientación, incapacidad de concentración y sentimientos depresivos. Por último, se pueden identificar los aspectos en el ambiente laboral: pobre desempeño en el trabajo, baja ejecución en la calidad de los servicios que se presenta a los clientes, aumento de interacciones hostiles, comunicaciones deficientes, entre otras. 

 

 

 

 

 

     Existen varias maneras en las cuales se puede disminuir la posibilidad de padecer del síndrome de quemazón. Identifique los factores estresantes en el área de trabajo, haga un plan para reducir los mismos de ser posible. Discuta el plan establecido con su superior, con el fin de llegar a estrategias beneficiosas para ambos. Es importante tomar en cuenta nuestra actitud, establezca relaciones positivas entre los/las compañeros/as de trabajo y vuelva a descubrir aspectos positivos del empleo. Identifique posibles pasatiempos fuera del trabajo y haga ejercicio, ambos pueden ayudar a reducir el estrés. Busque alguna fuente de apoyo, ya sea amigos, familiares, compañeros de trabajo y/o personal de recursos humanos. Tome periodos cortos de descanso, no llevarse el trabajo para el hogar es crucial para que el tiempo de descanso sea uno pleno. 

 

     Si identificó algún aspecto que pudiera sugerir que está presentando posiblemente el síndrome de quemazón, busque ayuda. Hay diversos recursos a los que puede recurrir, ya sea ayuda psicológica, consejería, personal de recursos humanos, entre otros. El Hospital Pavía de Hato Rey, Unidad de Salud Mental, Clínica de Medicina Conductual cuenta con un equipo multidisciplinario, por tanto, puede recibir ayuda de diversos profesionales. Recuerde lo importante es hablar y disminuir los estresores de manera asertiva. 


 

Referencias

Forbes, R. (2011.). El síndrome de burnout: síntomas, causas y medidas de atención en la empresa. Recuperado de sitio web: http://www.cegesti.org/exitoempresarial/publicaciones/publicacion_160_160811_es.pdf

Kraft, S. (2018, agosto 28). Companies are facing an employee burnout crisis. Recuperado del sitio web: https://www.cnbc.com/2018/08/14/5-ways-workers-can-avoid-employee-burnout.html.

Marín, I. (2016, noviembre 17). Síndrome de quemazón laboral: detección y manejo. Primera Hora. Recuperado del sitio web: https://www.primerahora.com/estilos-de-vida/madres/blog/dra-ingrid-marin/posts/sindromedequemazonlaboraldeteccionymanejo-1188539/

Rojas, R., & González, E. (2016, diciembre). Síndrome de Quemazón (Burn Out). Recuperado de sitio web: http://ut.suagm.edu/sites/default/files/uploads/EducacionContinua/pdf/2016-2/modulo-sindrome-quemazon-jap.pdf.

Please reload

Posts Destacados

EL DOLOR CRÓNICO Y LA SALUD MENTAL

December 3, 2019

1/10
Please reload

Posts Recientes

October 21, 2019

Please reload

Search By Tags

Copyright © 2016 Derechos Reservados. Metro Pavia Health System. La Red De Hospitales Afiliados Más Grande De PR y El Caribe.